ahomecaffe002.jpg

EL TUESTE

El sistema industrial Lavazza garantiza los más elevados estándares de calidad del producto en todas las etapas del proceso de transformación del café. En las cuatro plantas del Grupo, este proceso es constantemente monitoreado, desde la llegada del café verde hasta el almacenamiento del producto acabado. El alto perfil tecnológico de las plantas permite producir en total más de un millón de quintales de café, molido y en grano, y más de dos mil millones de cápsulas para los sistemas cerrados Lavazza.
El proceso de transformación del café determina el sabor y las características de la bebida, el cuerpo y el grado de acidez. La competencia adquirida en la gestión de este proceso permite llevar a cabo ciclos específicos de tueste y molido, resaltando las peculiaridades de cada blend.

Así se obtienen notas únicas de cuerpo, dulzor y fragancia.

Tueste
Con el tueste los granos sufren una transformación: cambian de color, pierden peso, aumentan de volumen y adquieren aroma. Las altas temperaturas permiten a los granos desarrollar sus características aromáticas.
- A 100° C son dorados y desprenden un olor parecido al del pan tostado, que pronto se convertirá en el aroma sublime del café.
- Por encima de 150° - 180° C son más grandes, brillantes y de color marrón.
- A 200°-230° C el tueste está en el nivel óptimo y el café adquiere su sabor típico. Una vez extraído de la tostadora, el café se enfría rápidamente con flujos de aire frío.

Lavazza sigue buscando nuevos sistemas de tueste capaces de satisfacer las exigencias y los gustos del mercado nacional e internacional.